Close Please enter your Username and Password


condor191963 50M
17 posts
4/25/2011 4:08 pm

Last Read:
9/29/2011 5:10 pm

YO PERDONO, TU PERDONAS, EL PERDONA.......


23:34 Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen……
SAN LUCAS 23:34
Palabras que Jesús pronunció desde la cruz después que lo hirieron y lo maltrataron tanto, nos tienen que motivar para nosotros perdonar a los demás. Muchas veces nos cuesta perdonar y decimos: “Es que es injusto lo que me hizo” ¡Y claro que es injusto, o al menos lo parece! ¿Qué queremos perdonar? ¿Lo que es justo? Si Dios pensara de esa manera ¡Que sería de todos nosotros! Veamos el significado de “Perdonar”
perdonar.
(Del lat. per y donāre, dar).
1. tr. Dicho de quien ha sido perjudicado por ello: Remitir la deuda, ofensa, falta, delito u otra cosa.
2. tr. Exceptuar a alguien de lo que comúnmente se hace con todos, o eximirle de la obligación que tiene.
3. tr. Precedido del adverbio no, u. para dar a entender que la acción del verbo que seguidamente se expresa o se supone, se realiza en todas las ocasiones posibles. No perdonar modo o medio de conseguir una cosa. No perdonar ocasión de lucirse. No perdonar un baile (asistir a todos). No perdonar ni un pormenor del suceso (referirlo ce por be).
4. tr. Renunciar a un derecho, goce o disfrute.
~ hecho y por hacer.
1. loc. verb. U. para notar la excesiva y culpable indulgencia de alguien.

Además encontramos en la Biblia el ejemplo de quien se reconoce como el primer mártir cristiano, Esteban, a quien mataron apedreándolo. La historia se encuentra en el libro de los HECHOS capítulo siete Quizá una piedra pudo reventarle un ojo, otra pudo quebrar su columna vertebral y otra pudo romper su cráneo, pero el dijo: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. La justicia de Dios dice de esta manera: “Si vos perdonas yo te perdono, pero si vos no perdonas yo tampoco te perdono, porque vos no estas dispuesto a perdonar.” Esto lo vemos en distintos textos bíblicos. Uno de ellos es en la oración del “Padre nuestro” y vamos a verlo:
6:12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
6:13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.
6:14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;
6:15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.
SAN MATEO 6:12-15
En San Marcos se nos dice el momento mas apropiado para perdonar, es cuando estamos orando. Porque Dios es quien nos ayuda a poder hacerlo. El nos da la fuerza y nosotros tenemos que decidirnos a hacerlo. Aunque no lo sintamos, pero si tomamos la decisión podemos decir con nuestros labios: “Perdono a tal persona por esto que me hizo” luego por supuesto vamos a tratar de hacer lo mejor de nuestra parte para tener un buen trato con esa persona.
11:25 Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.
11:26 Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas.
SAN MARCOS 11:25y26
El apostol Pedro nos ahorró una pregunta a muchos. Por lo visto no quería tener que llevarse muy bien con alguno y le hizo la pregunta a Jesús. ¿Cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? El puso un límite y si Jesús le decía algún número seguramente se pondría a contar para que luego de pasar ese límite tener la excusa para no perdonar más. Pero al ver la respuesta que le dio Jesús vemos que le quiso decir que perdone siempre. A continuación vemos ese texto.
18:21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?
18:22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.
SAN MATEO 18:21y22

Nos cuesta entendernos muchas veses porque una misma palabra, no tiene el mismo significado o el mismo peso para una persona que para otra. O no quiere desir lo mismo en distintas circunstancias, o porque una palabra puede tener varias acepciones y nosotros somos muy distinos unos de otros. Somos distintos porque fuimos criados en hogares diferentes y rodeados de distintas circunstancias, razas, religiones, tenemos diferencias en nuestras maneras de pensar y formamos una gran diversidad.
Cuantas veses nos resulta mucho mas facil demostrar nuestro carácter, que ir a pedir perdón a alguien que ofendimos. Sobre todo si no sabemos como puede reaccionar la otra persona y con qué nos puede salir. El perdón se pide, no se ordena. Queda muy diferente decir: “PERDONAME” o “TE ORDENO QUE ME PERDONES” a decir: “TE PIDO QUE ME PERDONES” o ¿ME PODES PERDONAR POR ESTO QUE HICE? A veces ocurre que algunas personas, no quieren perdonar a alguien y dicen: No lo odio. Pero tampoco lo perdono. Y digamos que para el caso es lo mismo. El odio, o la falta de perdón, es como un veneno que daña a la persona que lo posee y la persona es libre de ese veneno que la daña cuando perdona. El perdón sana, libera y restaura. Muchas veces ocurre que hay personas que no se perdonan a si mismas y no se dan cuenta que para el bien de si mismas y de quienes las rodean es necesario, que primero se perdonen, se valoren y se amen para después entonces, influenciar bien también en los demás. De la mano del perdón, digamos que viene la misericordia. Veamos algunos versículos de la Biblia que nos hablan de ella:
14:17 Ahora, pues, yo te ruego que sea magnificado el poder del Señor, como lo hablaste, diciendo:
14:18 Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y hasta los cuartos.
14:19 Perdona ahora la iniquidad de este pueblo según la grandeza de tu misericordia, y como has perdonado a este pueblo desde Egipto hasta aquí.
14:20 Entonces Jehová dijo: Yo lo he perdonado conforme a tu dicho.
DEUTERONOMIO 14:17-20

25 De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes;
Conforme a tu misericordia acuérdate de mí,
Por tu bondad, oh Jehová.
SALMO 25

103:8 Misericordioso y clemente es Jehová;
Lento para la ira, y grande en misericordia.
SALMO 103:8

3:3 Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad;
Atalas a tu cuello,
Escríbelas en la tabla de tu corazón;
3:4 Y hallarás gracia y buena opinión
Ante los ojos de Dios y de los hombres.
PROVERBIOS 3:3y4

9:18 Inclina, oh Dios mío, tu oído, y oye; abre tus ojos, y mira nuestras desolaciones, y la ciudad sobre la cual es invocado tu nombre; porque no elevamos nuestros ruegos ante ti confiados en nuestras justicias, sino en tus muchas misericordias.
DANIEL 9:18

5 Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
SAN MATEO 5
Pero al hablar de todo esto creo que nos quedaríamos en el camino, si no habláramos del amor.
amor
1. m. Conjunto de sentimientos que ligan una persona a otra, o bien a las cosas, ideas, etc. Va seguido de las preps. a y de: amor a la vida; amor de madre.

2. Persona amada, y p. ext., aquello que es especialmente querido: ella ha sido el gran amor de su vida; su amor es la moto.

3. Ternura, suavidad: le explicó con amor lo que pasaba.

4. Esmero con que se hace algo: cocinó para él con amor.

5. pl. Relaciones amorosas: tenía amores con su vecina.

6. al amor de loc. Cerca de, junto a. Se construye con palabras como fuego o lumbre: la abuela nos contaba historias al amor de la lumbre.

7. amor libre Relación amorosa que rechaza el establecimiento de una pareja fija o estable: el amor libre es contrario a la fidelidad.

8. amor propio Consideración o estima de sí mismo: tus ofensas le hirieron en su amor propio. Deseo de quedar bien ante sí mismo y ante los demás y de superarse: llegará lejos porque tiene mucho amor propio.

9. amor platónico El que forma una imagen ideal de la persona amada, sin establecer con ella ningún tipo de relación real: siente por su profesor amor platónico.

10. con o de mil amores loc. col. Con mucho gusto: lo haré de mil amores.

11. en amor y compañía loc. En paz y armonía: compartieron mesa en amor y compañía.

12. hacer el amor loc. Realizar el acto sexual: hicieron el amor en la habitación de un hotel. Cortejar, galantear: el joven hacía el amor a su vecina y cada día le regalaba un ramo de flores.

13. por amor al arte loc. adv. col. De manera gratuita: trabaja por amor al arte.

14. por amor de Dios loc. col. Se usa para indicar petición, protesta o sorpresa: haz lo que te digo ¡por amor de Dios!

Pero también podríamos decir que el amor es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista.


A QUIENES DEBEMOS AMAR
1º AL SEÑOR TU DIOS:
6:4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.
6:5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
DEUTERONOMIO 6:5
2º A TU PROJIMO COMO A TI MISMO:
22:34 Entonces los fariseos, oyendo que había hecho callar a los saduceos, se juntaron a una.
22:35 Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo:
22:36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?
22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
22:38 Este es el primero y grande mandamiento.
22:39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
22:40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.
SAN MATEO 22:34-40
3º A TUS AMIGOS:
17:17 En todo tiempo ama el amigo,
Y es como un hermano en tiempo de angustia.
PROVERBIOS 17:17

18:24 El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo;
Y amigo hay más unido que un hermano.
PROVERBIOS 18:24

15:13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.
15:14 Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.
15:15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.
SAN JUAN 15:13-15
4º LOS UNOS A LOS OTROS:
13:34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.
13:35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.
SAN JUAN 13:34y35

5º A TU MUJER:
5:25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,
5:26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,
5:27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.
5:28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.
EFESIOS 5:25
3:19 Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas. COLOSENSES 3:19

6º A TUS ENEMIGOS:
6:27 Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen;
6:28 bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian.
6:29 Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues.
6:30 A cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo devuelva.
6:31 Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.
6:32 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman.
6:33 Y si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo.
6:34 Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto.
6:35 Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.
6:36 Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.
6:37 No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.
SAN LUCAS 6:27:37

¿Cómo podemos cumplir con todo esto? Bueno, Si ponemos a Dios en primer lugar el puede ordenar todo lo demás en nuestra vida y ayudarnos en todas las cosas.
Jesús literalmente puso su vida. Pero en cierta forma, parcialmente poner de nuestra vida por otros puede ser dedicarles tiempo.
No podríamos pensar en la posibilidad de amar a nuestros enemigos si no es con la ayuda de Dios. Entendiendo primero que Dios nos ama a nosotros como nadie mas podría hacerlo. Luego sabiendo que no tenemos que mirar el defecto de nuestro enemigo, sino sus necesidades. Quizas nuestro enemigo se comporta de esa manera por causa de algunas cosas que le tocó vivir en el pasado o que está sufriendo en este momento. Tal vez nuestro enemigo no tubo un hogar donde lo amaron y pudo carecer de muchas cosas.
En el mundo de hoy abunda el egoísmo, pero la Biblia nos enseña otra cosa:
20:35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir. Hechos 20:35
¿COMO ES EL AMOR?
13:4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
13:5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
13:6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
13 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
1ª Corintios 13:4-7

PARA TENER EN CUENTA

SEÑALES ANTES DEL FIN:
21 Y le preguntaron, diciendo: Maestro, ¿cuándo será esto? ¿y qué señal habrá cuando estas cosas estén para suceder?
21:8 El entonces dijo: Mirad que no seáis engañados; porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, y: El tiempo está cerca. Mas no vayáis en pos de ellos.
21:9 Y cuando oigáis de guerras y de sediciones, no os alarméis; porque es necesario que estas cosas acontezcan primero; pero el fin no será inmediatamente.
21:10 Entonces les dijo: Se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
21:11 y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo.
21:12 Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre.
21:13 Y esto os será ocasión para dar testimonio.
21:14 Proponed en vuestros corazones no pensar antes cómo habéis de responder en vuestra defensa;
21:15 porque yo os daré palabra y sabiduría, la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se opongan.
21:16 Mas seréis entregados aun por vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos; y matarán a algunos de vosotros;
21:17 y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre.
21:18 Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá.
21:19 Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas.
21:20 Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado.
21:21 Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella.
21:22 Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas.
21:23 Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo.
21:24 Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.
21:25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;
21:26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.
21:27 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.
21:28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.
21:29 También les dijo una parábola: Mirad la higuera y todos los árboles.
21:30 Cuando ya brotan, viéndolo, sabéis por vosotros mismos que el verano está ya cerca.
21:31 Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios.
21:32 De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.
21:33 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
21:34 Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día.
21:35 Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra.
21:36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.
SAN LUCAS 21-36
Es cierto que siempre hubo guerras y también terremotos. Pero si prestamos atención al versículo once de este pasaje bíblico, vemos que dice que esos terremotos serían grandes. Lo que ocurrió en Japón el 11 de Marzo de 2.011 fué que hubo un terremoto de 8.9 grados en la escala de Richter, siendo el mayor temblor registrado en la historia de ese pais. Posteriormente el tsunami y como es lógico, gente aterrada y confundida.
Consideremos también lo específico del versículo 25 que dice: “angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas”
Habrá que considerar entonces, de aquí en adelante con que frecuencia e intensidad, pudieran darce cosas como estas. Yo recuerdo un tsunami anterior a este. También despues del año 2.000. Hacia atrás no soy consiente de cuando hayan ocurrido. Y si llegaramos a ver que los terremotos son cada vez mas grandes en la escala de Richter o que hay que hacer una escala mayor porque esta ya no alcanza, es para que estemos atentos.
No es para que nos asustemos, sino para que estemos preparados teniendo una vida que agrade a Dios, dedicando cada día tiempo en oración para estar con el, confesándole nuestros pecados a Jesús y buscando de superarnos, leyendo la Biblia que es la Palabra de Dios y poniendo en practica lo que ella nos enseña. Y que de esta manera podamos estar preparados por si ocurrieran dos cosas:

1º Que llegara el momento en que Jesús vuelva.
2º Que al acostarnos la próxima vez sea la última y ya no despertemos.

Entonces ocupémonos cada día de agradar y buscar a Jesús, sabiendo que solo con el tenemos el perdón de nuestros pecados y VIDA ETERNA.

condor191963

Condor