Close Please enter your Username and Password


POTYLDA 100F
1206 posts
5/5/2011 5:21 pm

Last Read:
5/5/2011 5:28 pm

FRAGMENTO DE LOS MONOLOGOS DE LA VAGINA. TEXTO E IMAGEN SELECCIONADOS POR CECILIA R SALAS





EL TRIUNFO DE LA NATURALIDAD Y DE LO COTIDIANO

LOS MONÓLOGOS DE LA VAGINA fue escrito por la feminista estadounidense EVE ENSLER, en 1996, constituyéndose en uno de los espectáculos de los últimos tiempos que más se ha llevado a las tablas, siempre con notorio éxito.

Su texto ha sido traducido a cuarenta y cinco idiomas y en algunos países la obra se conoce con el título de LOS MONÓLOGOS VAGINALES.

En una entrevista para el sitio web women.com, la autora dijo que su pieza surgió como resultado de las entrevis tas que dieron inicio como conversaciones casuales con sus amigas, quienes le contaron anécdotas que habían oído de otras amigas, y así se inició la cadena de relatos que dio origen a la obra, a partir de las más de 200 mujeres entrevistadas acerca del sexo, las relaciones amorosas y la violencia doméstica.

En un principio, la puesta en escena de la obra original era actuada por una sola actriz, la propia ENSLER, quien le daba vida a una docena de personajes que relatan sus historias.

La edad, actitud y estado de ánimo de los personajes varía, pero todos los monólogos están relacionados con la vagina, ya que aborda tópicos como la sexualidad femenina, la menstruación, la masturbación, el orgasmo, el parto, la violación o la mutilación genital.

Después del estreno, la obra se adaptó para que los monólogos fueran representados por tres actrices quienes, a través de un juego de paralelismo entre ellas, emprenden un viaje a través de las experiencias de cientos de mujeres con su parte más intima, lo que ha convertido a LOS MONÓLOGOS DE LA VAGINA en el epicentro de un movimiento sin ánimo de lucro, que lucha en contra de la violencia doméstica.

ENSLER escribió los monólogos para "celebrar la vagina", describiéndola, en consecuencia, como superior al pene masculino, debido al hecho de que la misma está conectada con el clítoris, el único órgano del cuerpo humano que no tiene otro propósito que el de brindar placer.

En líneas generales, el espectador ríe y disfruta de la obra, aunque el escuchar hablar durante tantos minutos sobre esa única parte del cuerpo puede llegar a resultar algo repetitivo.

Someto a tu escrutinio un fragmento del capítulo Mi vagina está furiosa, donde se hace alusión a una de las experiencias más incómodas y de más ingrata recordación para todas las féminas, pero que conforma, no obstante, una de las columnas básicas en la prevención de la salud de la mujer: la visita y revisión anual con el Ginecólogo.

CECILIA

FRAGMENTO DE LOS MONÓLOGO DE LA VAGINA, POR EVE ENSLER. TEXTO EDITADO E IMAGEN SELECCIO NADOS POR CECILIA R SALAS.

“(…) ¿Y qué me dicen de las visitas al ginecólogo? ¿Quién las inventó? Debe de haber algo mejor que esas exploraciones. ¿Por qué nos visten con esas horrendas y ásperas batas de papel, que nos raspan las chichis y que crujen cuando nos acostamos? Sólo te hacen sentir como una bola de papel, que alguien tiró a la basura.

¿Y para qué los guantes de hule, la linterna y esa especie de escobilla que te introducen hasta el fondo? ¿Quién se creen que son? ¿Jaime Maussan (el protagonista de Expedientes X) buscando extraterrestres ahí adentro?

¿Para qué te enchufan esas malditas pinzas, que parecen un pato recién sacado del congelador? ¿Por qué el estribo parece un horroroso invento heredado de la Santa Inquisición? O sea, ¿qué pasó?

Mi vagina está furiosa por todas estas visitas al doctor; cuatro semanas antes, ya se está defendiendo y no quiere salir de la casa.

Llegas entonces al consultorio -- ¿no lo odias?--, te acuestan en ese moderno potro del tormento y escuchas que te dicen: "Relaje su vagina, relaje su vagina". ¿Para qué? ¿Para que me puedan meter esas pinzotas heladas? ¡¡Ni madre!!

Me pregunto, ¿por qué no buscan un delicioso terciopelo morado y me cubren con él? ¿Por qué no me acuestan sobre un suave edredón de algodón, relleno de plumas de ganso, se ponen unos lindos y mullidos guantes de color rosa o azul y descansan mis pies en un estribo forrado con pieles? ¡Pongan a calentar las pinzas, carajo! ¡Colaboren con mi vagina! (…)”




CECILIA


POTYLDA 100F
978 posts

5/5/2011 5:27 pm

ME COMPLACE DE MANERA EXTRAORDINARIA EL QUE ME HONRES CON EL PRIVILEGIO DE TU VISITA, DE TU LECTURA, DE TU ATENCIÓN, DE TU INAPRECIABLE TIEMPO.

TE INVITO AFECTUOSAMENTE A QUE ENRIQUEZCAS MIS NOTAS CON TUS COMENTARIOS Y A QUE CONTINÚES VISITANDO MI SITIO, QUE ES TAMBIÉN EL TUYO, LUGAR EN DONDE SIEMPRE SERÁS BIENVENIDO TODAS LAS VECES QUE DETERMINES INGRESAR.

SALUDOS SOLIDARIOS E ISTMEÑOS DE

CECILIA




CECILIA